5 trucos para recuperar la figura después del embarazo

Mar 15, 2018

Recuperar la figura después del embarazo es un tema que, a decir verdad, se cruza por la mente de cualquier futura madre. Y es que el mundo espera que una vez que tengas a tu chiquitito en brazos, mágicamente regreses a una talla cero, ¡y todo firme en su lugar! Nada más alejado de la realidad, querida amiga. A tu cuerpo le tomó más de nueves para adaptarse y crecer un angelito dentro de ti –es justo y necesario que le tengas calma y paciencia para volver a su estado natural.

La gran ventaja es que los tres primeros meses post-parto se convierten en un momento clave para darle un “boost” a tu silueta. En otras palabras, el terreno está más “fértil” para hacer cambios en tu rutina y alimentación que te ayudarán a adelgazar en un dos por tres y sin pasar hambre. ¡Sigue leyendo!

  • Aumenta el H20

    Cliché, lo sabemos. ¡Pero vaya que ayuda! Consumir dos o tres litros de agua en el postparto permite que produzcas más leche –un milagro como caído del cielo para tu bebito— y por supuesto, a desechar las toxinas que se han acumulado en tu cuerpo. Si tu médico y tu pediatra te dan luz verde, puedes aumentar sus beneficios agregándole rodajas de limón, pepino o hasta semillas de fenogreco o linaza a manera de té.

  • Da pecho

    Amamantar es un acto de amor, sin embargo, no podemos restarle las bondades que hace por tu cuerpo. Mientras lactas (bien sea que le des a tu bebé o te “ordeñes” para construir tu banco de leche) tu metabolismo se acelera, logrando quemar hasta 500 calorías diarias sin esfuerzo.

  • Vigila tu alimentación

    Si amamantas, es un hecho que vas a estar hambrienta la mayor parte del día. Es allí donde te decimos que en los primeros meses postparto puedes sembrar la semillita de los hábitos positivos: en vez de correr al stand de hamburguesas más cercano, consume alimentos ricos en grasas buenas, como almendras, pescado y mantequillas de nueces naturales, vegetales verdes y proteína magra. Además de saciar tu apetito, estarás dándole a tu bebé lechita de “primera calidad” y tu cuerpo reaccionará mejor a los cambios.

  • ¡Muévete!

    Me vas a odiar por esto, ¡pero alguien tiene que decirlo! Tan pronto como el doctor lo apruebe (generalmente a seis semanas de dar a luz, si fue parto natural), es necesario que hagas ejercicio. Comienza con caminatas diarias y tranquilas con tu bebé; prosigue con yoga o Pilates y poco a poco regresa a una rutina más estable. Como tu cuerpo viene de un cambio tan intenso, notarás los resultados más pronto.

  • Y bajo la manga…

    Un truco buenísimo es apostar por fajas y masajes moldeadores una vez que tu médico lo acepte. Eso sí, toma en cuenta que cada doctor es distinto. Las latinas regularmente usamos fajas a horas de dar a luz, pero recuerda que las culturas son diferentes. Si después del parto pasas tus semanas de reposo sin ningún inconveniente, puedes apostar por remedios caseros como las bolsas de plástico en el abdomen para tonificar o geles reductores.

Imagen vía Flickr.

Leave A Comment

Más reciente