Cómo pasar un San Valentín inolvidable cuando eres una mamá ocupada

Feb 13, 2018

Pasar un San Valentín inolvidable, de esos que se ven en las películas, pudiera parecer un sueño lejano para muchas madres que viven a mil por hora. Es casi como que si el tener hijos te “obliga” a dejar a un lado el romance con tu pareja… ¿Te suena familiar? Afortunadamente, todo depende de tu perspectiva. Disfrutar de un 14 de febrero lleno de corazones sí es posible incluso cuando tienes la corona de mamá ocupada 24/7.

Si este es tu dilema, aquí te damos varias ideas económicas y divertidas que puedes compartir con tu media naranja. Al final, no se trata de la cantidad de horas que pasen juntos, sino de la intención y la calidad que ambos le agregan. ¡Feliz día del amor!

  • Hagan de la tecnología su mejor aliado

    Recibir el día de San Valentín soltero va mano a mano con aquellos que, teniendo pareja, no pueden celebrarlo por ser mitad de semana. Sin embargo, ¡eso no es impedimento! Si van a pasar horas alejados y las demostraciones románticas no son lo tuyo, opta por mensajes de texto que expresen lo que sientes. Desde graciosos GIF’s (si el humor es rey en su relación) hasta frases más apasionadas, la idea es crear un aire de “flirteo” que los mantenga unidos durante todo el día.

  • Cierren el día con broche de oro

    Entre el estrés del trabajo, los hijos, los quehaceres del hogar y el simple hecho de llevar una vida agitada puede ser un obstáculo para dedicarse tiempo de calidad, ¿no creen? Pero como dirían por allí, where there’s a will, there’s a way. Hagan un pacto para pasar las últimas dos horas del día como si fueran un par de tórtolos. Ordenen pizza (¡aunque sea miércoles!), duerman a los niños y sumérjanse en la bañera por un rato relajante. ¿Velas y burbujas, anyone? Créeme que no necesitas nada exagerado o elegante para conectar, como se debe, con tu pareja.

  • Dediquen una hora a leer juntos

    Si no disfrutas el género del romance o el auto-ayuda, por ejemplo, toma el Día de San Valentín como una prueba. Una hora antes de dormir, propónganse leer un libro sobre relaciones y parejas (apenas unas hojas o el capítulo que más razone con ustedes. Incluso, ¿por qué no buscar un resumen o video en YouTube?) Uno de mis favoritos es “Los 5 Lenguajes del amor”, del Dr. Gary Chapman. Unos cuantos párrafos encenderán la curiosidad y los hará expresar mejor sus ideas en cuanto al romance y el matrimonio; también a entender la personalidad, las fallas y virtudes propias y de tu media naranja. Nada se pierde con intentar, ¿cierto?

  • ¡Sorpresa!

    Hay que ser honestos, todos disfrutamos de las sorpresas agradables… ¡Y los hombres también! Que no se pierdan los detalles por más trillado que parezca. ¿Flores al llegar a casa? ¿Enviarle su almuerzo favorito a la oficina? ¿Notitas de amor en su maletín o carro? Sea lo que sea, esas mínimas acciones hacen que el resto del día valga la pena. No se trata de lo que regales, más bien de dejarle saber a tu persona especial que todavía te late el corazón a mil por hora cuando la ves.

  • Un viaje a los recuerdos

    Hace años conocí a una pareja que tenía una costumbre bastante peculiar: cada San Valentín, abrían “el baúl de los recuerdos” y miraban juntos las fotos, cartas, tickets de cine, regalos, etc. que habían guardado durante sus años de amores. Debo admitir que en ese entonces me parecía cursi, pero ahora lo entiendo. Un viaje al “memory lane” los hará darse cuenta del largo camino que han pasado juntos, los altibajos, las levantadas e incluso, los tragos amargos. Si lo piensas, es como ver su propia película de amor desde afuera.

Imagen vía Flickr.

Leave A Comment

Más reciente