Vacunas, ¿sí o no? Todo lo que debes saber

Dic 1, 2015

Muchos padres han tenido miedo por la exposición de sus hijos ante enfermedades como la difteria, sarampión, poliomielitis y viruela. Aunque la primera vacuna contra la viruela fue creada en la década de 1790, sólo hasta fines del siglo XX contamos con vacunas eficaces para muchas enfermedades. En 1960 se implementó la inmunización infantil rutinaria en EEUU.

Un informe del Pew Research Center encontró que el 79% de los adultos estadounidenses creen que las vacunas deben ser obligatorias en comparación con el 59% de los menores de 30 años. Posiblemente esto se deba a que los mayores  recuerdan cuando las enfermedades como el sarampión eran comunes.

Al igual que cualquier medicamento o tratamiento médico, existen casos aislados de perjuicios por vacunas, pero el consenso general es que los beneficios superan a los riesgos.

El movimiento contra vacunas comenzó en 1998 por un estudio publicado en The Lancet que aseguraba encontrar un vínculo entre la vacuna triple vírica y el autismo, luego de un estudio hecho sobre 12 niños. La comunidad médica ha sido escéptica a los resultados, pero causó angustia en padres que comenzaron la exclusión voluntaria de la vacunación de sus hijos.

En 2010 la revista The Lancet publicó una retractación del estudio del Dr Wakefield, y un meta-análisis de 2012 de 14.700.000 niños en 58 estudios no encontró relación entre vacunas y autismo.

Muchos padres aún creen que las vacunas son nocivas y que ellos pueden elegir qué tipo de atención médica prefieren para sus hijos. La conclusión es que no existe ninguna evidencia que las vacunas causen autismo infantil y no contienen toxinas. Las vacunas han salvado millones de vidas y cuando optas por no vacunar a tus hijos (bebés, niños y adolescentes), no solo pones en riesgo su salud, sino la de todos aquellos que están en contacto con ellos.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) atribuye a su campaña mundial de inmunización el haber erradicado la viruela en 1980.

En palabras del Centro de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés): “Las vacunas han tenido un enorme impacto en la mejora de la salud de los niños en los Estados Unidos. La mayoría de los padres de hoy nunca ha visto de primera mano las consecuencias devastadoras que las enfermedades prevenibles por vacunación, tienen en una familia o en una comunidad”.

Etiquetas: , ,
Leave A Comment

Más reciente