La importancia de adoptar a un adolescente

Nov 6, 2017

Si has decidido darle una oportunidad a la adopción, de seguro ya has evaluado los pros y los contras de este largo proceso. El final puede llegar a ser feliz para muchos niños –la mayoría menores de 12 años— pero, ¿te has preguntado qué pasa con los jovencitos? Adoptar a un adolescente, si bien es intimidante, es una experiencia capaz de cambiar tu vida y la de ellos.

En general, las familias buscan bebés o niños pequeños pues piensan que será más fácil “moldearlos” y acostumbrarlos a su estilo de vida. Y aunque es cierto, al otro lado de la moneda están los adolescentes que han pasado por decenas de orfanatos y que, sin duda, se sienten abandonados por sus padres biológicos y la sociedad. Son ellos quienes más necesitan de tu apoyo.

Adoptar a un joven no es para todos –requieres de paciencia, fortaleza y un gran corazón dispuesto a querer sanar las heridas que usualmente estos jovencitos tienen adentro. Los niños necesitan amor y estabilidad y, sin importar la edad, nunca es tarde para adoptarlos.

¿Aún no hemos despertado tu interés? Las siguientes razones te harán entender la importancia de adoptar adolescentes, incluso cuando no la idea no haya cruzado tu cabeza.

Ellos también necesitan una familia

No hay persona en este planeta que no necesite un núcleo de apoyo. Adoptar a un adolescente, aunque suene como un reto, pondrá a prueba tus capacidades de convertirte en un modelo positivo para tus hijos. Los años de la adolescencia son cruciales, y es allí cuando los niños necesitan una guía para sobrevivir los momentos difíciles y comenzar la adultez con buen pie.

Te brinda la posibilidad de convertirte en un mejor ser humano

Muchos de los jovencitos en casas de cuidado provienen de entornos difíciles –negligencia, abandono, pobreza extrema, abuso físico o de sustancias, etc. Desde su infancia, han enfrentado miles de pruebas que quizás los han llevado a ser agresivos, tímidos o a desconfiar de su alrededor. Cuando los adoptas, no sólo les tiendes la mano y les ofreces una nueva vida, también les enseñas la capacidad de amar, perdonar y continuar. Te ayuda a ver la situación desde otra perspectiva y la recompensa será más grande –ver que tuviste el potencial de aliviar el dolor y la rabia y convertirlo en un hombre o mujer listo para un futuro brillante.

Tienen más ventajas que los niños más pequeños

Dependiendo del estado o del proceso, los adolescentes adoptados generalmente tienen las puertas abiertas en cuanto a ayuda económica y salud. Como regla general, aquellos mayores de 13 años podrían calificar al Free Application for Federal Student Aid (FAFSA) para becas estudiantiles, sin importar tu estatus financiero. También el Departamento de Vehículos ofrece planes para que el adolescente obtenga su licencia de conducir gratuita o a bajo costo.

En el tema de salud mental y física, las organizaciones de adopción te ayudan a que el adolescente lleve un estilo de vida estable por lo que, si cumples con los requisitos, es probable que recibas beneficios mensuales hasta que los niños cumplan 18 o 21 años.

Ellos te eligen a TI

A diferencia de los bebés –donde tú escoges aquellos que tienen parecido físico contigo o tu familia, por ejemplo— los adolescentes sí tienen una opinión en cuanto al proceso de adopción. Aunque la edad varía por estado, a partir de los 14 años un niño puede aceptar o rechazar tu propuesta de adoptarlo. Si lo piensas, es una bendición pues te da la posibilidad de conocerlo en cada visita e ir formando un vínculo.

A final del día, es tu decisión. Sin embargo, piensa en que al adoptarlos les cambiarás la vida a ellos, a ti, a tu comunidad. Un adolescente recibido en el seno de una familia con valores, tiene menos riesgo de convertirse en una estadística más de la indigencia y el crimen.

Crédito de la imagen: Flickr

Leave A Comment